Articles by jinza

You are currently browsing jinza’s articles.

No todos los sistemas de firma mediante la voz son iguales ni cuentan con las mismas garantías legales.

El sistema que se describe a continuación refleja la experiencia de usuario de un sistema que cumple los principios definidos por EADTrust para la firma electrónica vocal.

Cuando una persona está en un proceso de contratación telefónica llega un momento en que ya ha entendido el contrato y ha seleccionado las opciones.

Para preparar el fichero PDF que contiene el contrato y la aceptación verbal de la oferta, el firmante es transferido al sistema de firma electrónica, una plataforma guiada por voz que recaba los detalles que afectan a la libre prestación del consentimiento.

El sistema va indicando los pasos a seguir para obtener la información necesaria del firmante y crear la firma.

Se realiza una grabación de voz con los parámetros biométricos del usuario que se incrustan en el archivo pdf, de forma que se vincula al firmante con lo firmado.

El documento se identifica biunívocamente con su hash y la grabación de parámetros biométrico se asocia con el hash antes de cifrarlos.

Los datos expresados por la voz pueden oírse con calidad degradada inadecuada para quien deseara pegarlos en otro documento pero con suficiente calidad para que el hablante se reconozca a sí mismo.

El documento digital queda así securizado con la firma electrónica avanzada vocal, que puede cotejarse con grabaciones indubitadas si surgiera alguna controversia.

El firmante recibe al momento de concluir la grabación su propia copia del documento con su firma vocal incrustada y que es igual que el que custodia la entidad con la que contrata. De esta forma se garantiza la simetría probatoria.

A lo largo de los últimos años, EADTrust ha evaluado diversas plataformas para la gestión de firma vocal con tecnologías que permiten que se las encuadre entre las firmas electrónicas avanzadas que define el reglamento europeo UE 910/2014 (EIDAS).

Estas firmas, por la forma en que conservan la información biométrica de la expresión hablada del consentimiento permiten su cotejo por los peritos en fonética forense o por herramientas de comprobación biométrica (motores de biometría de voz) en caso de que su autenticidad se haya de dilucidar en juicio o en otro contexto de resolución de controversias.

Se benefician por tanto de una cualidad que el Reglamento EIDAS atribuye a las firmas electrónicas cualificadas: su equivalencia con las firmas manuscritas. Las firmas que denominamos “firma vocal” no son firmas cualificadas, porque no se basan en el uso de certificados cualificados. Sin embargo, la tradición jurídica del consentimiento verbal se ve reforzada por la preservación del consentimiento junto con el contrato que puede acabar con la frase latina “verba volant, scripta manent” ya que queda constancia de lo hablado con las mismas características de disponibilidad futura a efectos probatorias que las obtenida con firmas manuscritas.

Además, como la firma manuscrita, la firma vocal tienen la propiedad de la inmediación (están hechas por intervención directa del firmante sin que intermedie un dispositivo técnico o mecánico) de la que carecen las firmas realizadas con certificados, inclusive las cualificadas.

EADTrust ha definido un distintivo específico para identificar a las soluciones auditadas con características de plataforma, y que se diferencia del distintivo otorgado a las entidades que adoptan la tecnología y la integran con sus sistemas para recoger firmas que forman parte de sus flujos de negocio (este tipo de entidades se denominan “promotoras” en el contexto de los sistemas de firma vocal impulsados por EADTrust)  .

Las plataformas deben permitir cumplir los 10 principios generales definidos por EADTrust, pero algunos de ellos suponen retos de cumplimiento especialmente orientados hacia las entidades promotoras.

La contratación de servicios de telecomunicaciones cuenta desde hace unos años con regulación para permitir la verificación por terceros.

La normativa indica que “para que el operador solicitante de la preselección pueda iniciar la tramitación de una solicitud con consentimiento verbal del abonado, se deberá acreditar la existencia de dicho consentimiento verbal por una entidad independiente verificadora“.

La posibilidad de utilizar plataformas que recaben el consentimiento de forma automatizada y entreguen al abonado y al operador el documento PDF de contratación refrendado con la firma vocal del abonado es una tecnología que supera ampliamente las previsiones el regulador cuando definió la verificación por tercero, y que en estos momentos se puede hacer compatible con las exigencia del Reglamento EIDAS (publicado el año 2014) para las firmas avanzadas.

Frente a la firma biométrica centrada en la grafometría (que requiere desplegar cierta infraestructura a la que acede el firmante, y por tanto su presencia física) la firma biométrica centrada en la fonometría permite la contratación a distancia con la robustez que otorga la tecnología de comprobación de voz identificando al locutor.

El empleo de interfaces que emplean la voz para la interacción con sistemas informáticos es un área de gran interés que está experimentando un gran desarrollo.

En la actualidad se están popularizando aplicaciones en forma de agentes personales que corren sobre dispositivos móviles o altavoces autónomos que son capaces de interactuar con sus usuarios a través de la voz y el procesamiento del lenguaje natural, y también otros usos como los que se usan para contratar a distancia mediante sistemas de identificación biométrica basados en la voz.

La tecnología de identificación del texto hablado se utiliza en los servicios de atención al cliente de diferentes firmas, por ejemplo para recoger lecturas de contadores tomadas por los propios clientes.

En banca, administraciones públicas, servicios de suministro (utilities), operadoras, se emplean sistemas de reconocimiento de voz que interpretan lo dicho por el usuario, para reducir los costes de gestión y reforzar el tratamiento de la privacidad.

Actualmente la tecnología permite que a través del reconocimiento del lenguaje natural -por contraste con las respuestas de sí o no o “marque un número”- una centralita automatizada nos acabe pasando con la persona con quien queremos hablar, que antes de aceptar cualquier llamada habrá leído el motivo de la llamada que da la persona que está al otro lado del hilo telefónico.

Las tecnologías basadas en teclas numéricas irán en retroceso conforme se introducen tecnologías que hacen uso de recursos de Inteligencia Artificial.

Y las tecnologías de reconocimiento del locutor o hablante se pueden combinar con las de reconocimiento de la locución. En banca online es mucho más seguro que el sistema reconozca la voz del cliente que pedir a este que teclee un número de usuario y una contraseña.

Y al revés, la síntesis de voz ha llegado a un estado de madurez que permite entonar las frases de forma que es prácticamente imposible distinguir si es un humano o un sistema informático quien las pronuncia.

Cada vez  más, los proyectos que gestionan el habla son multidisciplinares e involucran muchos especialistas.

Entre otros, los auditores de firma vocal, que ayudan a determinar que los sistemas son apropiados para la contratación a distancia en un marco legislativo cambiante.

Tags: ,

InnoCells (Banco Sabadell) lidera una ronda de financiación de un millón en la startup murciana Biometric Vox.

La entidad Biometric Vox confió en EADTRUST para auditar su plataforma de firma biométrica de voz.

Biometric Vox ha obtenido un millón de euros de capital semilla en una ronda de inversión liderada por InnoCells, el hub de negocios digitales de Banco Sabadell, según ha informado la entidad financiera este miércoles en un comunicado.

La empresa emergente, que ofrece soluciones de autenticación y firma electrónica a través de biometría vocal, ha conseguido también la inversión de Murcia Emprende SCR, Serban Biometrics y un consorcio de empresarios de Murcia.

InnoCells, a través de su vehículo de corporate venture InnoCapital, ha realizado su primera inversión en el mercado español tras haber invertido en la británica Bud en octubre de  2017. InnoCells ha destacado su interés por llevar a cabo inversiones estratégicas de carácter digital y tecnológico.

Biometric Vox fue fundada en Murcia en 2015. La start up ofrece varios productos basados en biometría vocal construidos a partir de técnicas de machine learning adaptables a cada contexto y cliente. Productos como CheckVox, una solución de identificación por voz desarrollada con tecnología propia, o FirVox, la primera plataforma de firma biométrica avanzada para voz.

La operación ha sido coordinada por los despachos de Sánchez-Vizcaíno Abogados, por Biometric, y Dutilh Abogados, por los inversores.

Joaquín Cros, fundador de la startup, subraya la importancia de esta inversión “para acelerar la expansión internacional de la compañía y en beneficio del equipo humano involucrado en el proyecto”. “Esta nueva etapa supone un gran impulso hacia nuevas líneas de investigación”, reconoce.

Julio Martínez, director ejecutivo de InnoCells destaca que “las soluciones que ofrece Biometric Vox satisfacen la creciente demanda de personalización, inmediatez y seguridad en el consumo de servicios financieros y no financieros. Los inversores apostamos por startups que persiguen el liderazgo tecnológico y digital, y trabajan con visión estratégica sobre un modelo de negocio sustentado en tendencias de mercado claras”.

  • Banco Sabadell’s digital hub carries out its first investment in Spain, after its initial investment in British startup Bud.
  • Alongside InnoCapital –the corporate venture vehicle of InnoCells–, Murcia Emprende SCR, Serban Biometrics and a consortium of well-known business persons from Murcia (business angels) are also participating in the investment round.
  • Biometric Vox, a company hailing from Murcia, offers authentication and biometric voice signing solutions.
  • Banco Sabadell already has fifty startups in its portfolio, thanks to its three investment vehicles.

InnoCells, Banco Sabadell’s new digital business hub has led an investment round for Biometric Vox, a Spanish startup which offers authentication and advanced electronic signature solutions through voice biometrics.

The company, located in Murcia, has raised more than 1 million euros in seed capital through different investors: InnoCapital –the corporate venture vehicle of InnoCells, Murcia Emprende SCR, Serban Biometrics and a consortium of well-known business persons from the region of Murcia (business angels).

InnoCapital carries out strategic digital and technological investments in businesses in their seed stages, A and B series, relating to areas of strategic interest for Banco Sabadell Group.

Biometric Vox was created in Murcia in 2015. The startup offers multiple products based on voice biometrics. These products are created based on machine learning techniques which are adaptable to each context and customer.

  • CheckVox is a voice identification solution developed using in-house technology, tested in extreme situations, such as the agricultural environment. CheckVox has been granted the National Association of Appraisers and Legal Information Technology Experts (Asociación Nacional de Tasadores y Peritos Judiciales Informáticos).
  • FirVox is the first advanced voice biometrics platform, created under European Regulation 910/2014 (eIDAS). It provides a legally binding electronic signature which is backed by the European Agency of Digital Trust (EADTrust).

Joaquín Cros, founder of Biometric Vox, highlights the importance of this investment to “speed up the international expansion of the company and to benefit the human team involved in the project.” “This new stage represents a huge step forward towards new research lines”, according to Cros.

Julio Martínez, Executive Director of InnoCells, highlights: “The solutions which Biometric Vox offers satisfy the increasing demand for personalisation, immediacy and security in the consumption of financial and non-financial services. At InnoCells we are committed to startups such as Biometric Vox, which are pursuing technology and digital leadership, and work with a strategic vision of a business model which is based on clear market trends.

InnoCells explores areas of strategic collaboration with startups, fintechs, digital players, and the foreign innovation ecosystem to create value for customers of Banco Sabadell Group.

In October, the InnoCells team co-led its first investment for the amount of 1.5 million pounds (around 1.6 million euros) of seed capital at Bud, the leading British platform for the integration of solutions and financial products in a single marketplace.

More information about Banco Sabadell and innovation
Banco Sabadell’s overall support strategy for start-ups includes funding, capital investment and innovation from different divisions of the bank. The BStartup Division was created in 2013, with specialised branches located throughout Spain, allowing start-ups to access specialised banking services and funding. In the same year, it created its investment vehicle, BStartup10, for early-stage start-ups. In 2015, it set up Sabadell Venture Capital for capital investments and Venture Debt of up to 2 million euros in seed-stage and Series A-stage start-ups. InnoCells was created in 2017, the hub for new digital businesses, and its corporate venture vehicle, InnoCapital. Banco Sabadell has allocated more than 140 million euros to startups, both in terms of funding as well as investment, with more than 2,500 customers of this type of company and more than fifty startups in its portfolio.

La seguridad jurídica llega a los entornos de call center y contact center gracias a la firma electrónica biométrica remota basada en la voz. En particular para la contratación de servicios de telecomunicaciones.

Los sistemas de contratación telefónica desplegados en el sector de los operadores de telecomunicaciones consideraron un avance en la seguridad jurídica de la contratación a distancia la opción de verificación por tercero recogida en la “Circular 1/2004, de 27 de mayo, de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, por la que se introduce el consentimiento verbal con verificación por tercero en las tramitaciones de preselección de operador” que fue modificada posteriormente por diversas circulares de la CMT o de la CNMC.

 

Ya en aquel momento, tras la polémica causada por las controvertidas prácticas de contratación de los operadores, la CMT determinó lo siguiente:

Tercero. Verificación por tercero.-Para que el operador solicitante de la preselección pueda iniciar la tramitación de una solicitud con consentimiento verbal del abonado, se deberá acreditar la existencia de dicho consentimiento verbal por una entidad independiente verificadora, denominada tercero en esta Circular, que cumpla con los siguientes requisitos:

a) No formar parte del mismo grupo económico de compañías que el operador solicitante del cambio en preselección, ni estar participada por empresas de su grupo económico. A los efectos de la presente Circular se entiende que existe un grupo económico cuando varias sociedades constituyan una unidad de decisión. En particular, se presumirá que existe unidad de decisión cuando una sociedad, que se calificará como dominante, sea socio de otra sociedad, que se calificará como dependiente, y se encuentre en relación con ésta en alguna de las siguientes situaciones:

  1. Posea la mayoría de los derechos de voto.
  2. Tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración.
  3. Pueda disponer, en virtud de acuerdos celebrados con otros socios, de la mayoría de los derechos de voto.
  4. Haya designado exclusivamente con sus votos a la mayoría de los miembros del órgano de administración, que desempeñen su cargo en el momento en que deban formularse las cuentas consolidadas y durante los dos ejercicios inmediatamente anteriores.

b) No recibir incentivos por la verificación positiva (sus retribuciones deben ser independientes del resultado de la verificación).
c) Desarrollar su actividad en ubicaciones distintas y geográficamente separadas de las del operador solicitante del cambio en preselección.
d) Cumplir con la normativa vigente en materia de protección de datos.
e) No prestar servicios de comunicaciones electrónicas ni tener mayoritariamente participaciones o acciones en ninguna de las empresas que actúan como prestadoras de servicios de comunicaciones electrónicas.
f) No prestar otros servicios distintos a la verificación por tercero al operador solicitante de la preselección.

Cuarto. Tramitación de solicitudes de preselección con consentimiento verbal.-Para que el operador solicitante de la preselección pueda iniciar la tramitación de una solicitud con consentimiento verbal del abonado, será necesario que:

a) La verificación que acredite el consentimiento del abonado a preseleccionarse, cumpla con los siguientes requisitos:

  1. La llamada de verificación es iniciada por el abonado (llamando al verificador), o por el agente de ventas del operador (desviando la llamada hacia el verificador y abandonando la misma).
  2. La verificación es realizada telefónicamente por un agente de verificación por tercero en vivo, sin que puedan ser empleados para dicha operación sistemas automáticos basados en grabaciones o en mecanismos de síntesis de voz.
  3. Durante la llamada de verificación el agente de verificación no lleva a cabo la promoción del servicio de preselección, ni ningún otro tipo de actividad comercial o de marketing.
  4. La llamada de verificación se adecua al contenido del cuestionario de verificación incluido en el Anexo I de esta Circular que proceda para cada tipo de actuación, con independencia de las frases concretas que se vayan a emplear en la llamada de verificación.

b) Una vez finalizada la llamada de verificación, el verificador haya determinado si se trata de una verificación positiva o negativa, teniendo en cuenta los criterios de verificación recogidos en la presente Circular.
c) El verificador comunique al operador solicitante de la preselecciónque la verificación ha resultado positiva.
d) El operador solicitante de la preselección remita al abonado la confirmación documental del contrato telefónico de preselección acordado y de la verificación del mismo, una vez recibida la comunicación de verificación positiva. Esta documentación deberá incluir:

  1. Términos y condiciones a que está sujeta la preselección que se solicita.
  2. Indicación de que dicha solicitud de actuación se ha verificado por un tercero en el transcurso de una llamada telefónica, indicando la fecha y hora de la verificación.
  3. Información sobre el derecho de revocación por el abonado, indicando el procedimiento a seguir (al menos, el operador solicitante de la preselección dispondrá de un número telefónico perteneciente al rango 901, donde el abonado podrá revocar su solicitud de cambio de operador por preselección) y plazo para ejercitarlo (siete días hábiles tras haber recibido el abonado la confirmación documental de la actuación de preselección efectuada), sin incurrir en penalización ni gasto alguno por parte del abonado.

e) Hayan transcurrido diez días hábiles desde que el operador haya remitido al abonado la confirmación documental de la actuación solicitada, sin que el abonado haya ejercitado su derecho de revocación.

Quinto. Criterios de verificación.-El operador solicitante de la preselección no tramitará la actuación en preselección si la verificación del consentimiento verbal del abonado resultase negativa.

A los efectos de la presente Circular, la verificación será negativa si se produce cualquier incumplimiento de esta Circular, y, en particular, si se diera cualquiera de las siguientes circunstancias:

a) La llamada de verificación no ha sido grabada.
b) La grabación no resulta audible o entendible.
c) La grabación no incluye la transacción completa.
d) La llamada de verificación es iniciada por el verificador.
e) El agente de ventas permanece conectado durante la llamada establecida entre el abonado y el verificador.
f) La verificación no se realiza por un agente de verificación por tercero en vivo.
g) La verificación no se realiza en una lengua española oficial elegida por el cliente.
h) El cliente responde negativamente al cambio de operador por preselección.
i) El cliente realiza preguntas o afirmaciones que denotan claramente que no entiende el proceso.
j) El verificador responde a preguntas del cliente sobre el servicio de preselección que no tienen relación con los puntos del cuestionario de verificación.
k) No se completa el cuestionario de verificación en el orden establecido en la presente Circular.
l) El verificador induce de forma activa a la contestación del abonado en determinado sentido durante el proceso de verificación.
m) El verificador da su opinión sobre el servicio de preselección o sobre el operador solicitante del cambio en preselección.
n) El verificador realiza una actividad que puede ser considerada como de promoción comercial del servicio de un operador.

Aunque algunos elementos formales han cambiado posteriormente por las sucesivas reformas (Circular 2/2009, Circular 2/2010Circular 1/2012), el concepto de verificación por tercero intenta paliar la arbitrariedad de las actuaciones de los operadores y definir un mecanismo de prueba que no quede subordinado a los intereses de una parte.

Con el desarrollo de la normativa de firma electrónica hubieran sido posibles otros mecanismos, ya que la firma electrónica avanzada está definida desde la Ley 59/2003 (incluso desde el Real Decreto-ley 14/1999).

Sin embargo solo recientemente se ha visto el encaje en la normativa de firma electrónica (en la actualidad armonizada en toda la Unión Europea gracias al Reglamento UE 910/2014) la posibilidad de llevar a cabo firmas electrónicas avanzadas, dejando constancia de la  prestación del consentimiento mediante la voz y cumpliendo los requisitos de las firmas avanzadas:

Una firma electrónica avanzada cumplirá los requisitos siguientes:

a) estar vinculada al firmante de manera única;
b) permitir la identificación del firmante;
c) haber sido creada utilizando datos de creación de la firma electrónica que el firmante puede utilizar, con un alto nivel de confianza, bajo su control exclusivo, y
d) estar vinculada con los datos firmados por la misma de modo tal que cualquier modificación ulterior de los mismos sea detectable.

Los mecanismos de firma “mediatos” (los que se apoyan en el uso de un elemento que “media” con el firmante y que puede ser manejado por otra persona) como los certificados digitales requieren un soporte físico o lógico y las firmas manuscritas (que se basan en un mecanismo de firma de tipo “inmediato”) requieren dispositivos idóneos de captación de la firma.

La voz aporta un mecanismo de firma de tipo “inmediato” (basado en una acción que  realiza el propio firmante, y que no puede ser realizada por otra persona) y  no requiere dispositivos específicos para desplegar en los puntos de captación del consentimiento ya que es suficiente con el uso de un teléfono.

Desde el punto de vista normativo, la firma biométrica vocal cumple con el Reglamento (UE) Nº 910/2014, conocido como EIDAS, cuando la captación del consentimiento se integra en el propio documento.

La firma vocal aporta una alta seguridad en la identificación y, si se implementa de forma correcta aporta características de singularización del firmante y del documento y mecanismos que resisten copias e imitaciones.

La tecnología de firma electrónica vocal auditada por EADTrust  aporta una gran ventaja a los clientes finales que contratan a través de un call center o contact center (la parte más débil de los intervinientes en un contrato formalizado a distancia),  y que no existe en los sistemas de verificación por tercero: proporciona simetría probatoria.

Los clientes que contraten telefónicamente (o expresando el consentimiento verbalmente de forma presencial, con un micrófono)  y que lleven a cabo haciendo uso de plataformas auditadas por EADTrust,  dispondrán de su fichero en formato PDF con el contrato y con su voz,  incluyendo las mismas evidencias, con capacidad probatoria que la entidad que hizo las gestiones.

Desde el punto de visto de la entidad que lo implemente, se logra un relevante ahorro en costes al no no requerir la emisión de certificados, ni la posterior gestión de renovaciones, ni la consulta de certificados revocados, ni la custodia en un tercero de confianza del documento firmado.

Estos servicios se pueden emplear para firmar electrónicamente contratos y otros documentos, tanto de forma presencial como a distancia, captando la firma vocal del cliente (voz) y vinculando su consentimiento en documentos electrónicos de modo que éstos tengan el máximo valor legal y cumplan con las mejores prácticas sectoriales.

Existe la posibilidad de realizar una contratación telefónica de forma que el usuario que presta el consentimiento reciba un PDF que recoge las condiciones de contratación y en el que se incorpora una herramienta de escucha de audio con la que puede escucharse a sí mismo aceptando la oferta y, por tanto, perfeccionando el contrato.

De esta forma puede acabar esa costumbre de los call center de contratación a distancia que se quedan con al grabación pero no se la dan al propio usuario, forzando a que la transacción sea asimétrica.

Gracias a la firma biométrica de voz (firma vocal) se recupera la simetría probatoria de los contratos escritos, y, por tanto la “igualdad de armas” en caso de litigio.

Para poder gestionar la firma vocal, no solo es importante que el motor biométrico sea potente (con buenas tasas de falsas aceptaciones y falso rechazos), sino que la información se cifre y se codifique adecuadamente para preservar su valor probatorio futuro.

Y si la gestión de firma vocal está alineada con la definición de firma electrónica avanzada que se incluye en el artículo 26 de EIDAS (Reglamento UE 910/2014), podrá beneficiarse de la admisibilidad en juicio en cualquier país de la Unión Europea.

Contacte con EADTrust en el +34 91 7160555 si necesita acometer un proyecto de Firma biométrica de voz, y vea en qué podemos ayudarle. Si es un empresa que cuenta con tecnología biométrica propia, podemos ayudarle a ampliar su funcionalidad para la firma. Si es una empresa que la quiere adoptar, podemos recomendarle una de las soluciones que hemos auditado.

La contratación a distancia ha sido un reto jurídico durante muchos años hasta el punto que en el antiguo código de comercio (recogido en el Real Decreto de 22 de agosto de 1885) se reflejaba la posibilidad de la contratación a distancia en el contexto de lo que permitía la tecnología:

Art. 51.

Serán válidos y producirán obligación y acción en juicio los contratos mercantiles, cualesquiera que sean la forma y el idioma en que se celebren, la clase a que correspondan y la cantidad que tengan por objeto, con tal que conste su existencia por alguno de los medios que el Derecho civil tenga establecidos. Sin embargo, la declaración de testigos no será por sí sola bastante para probar la existencia de un contrato cuya cuantía exceda de 1.500 pesetas, a no concurrir con alguna otra prueba.

La correspondencia telegráfica sólo producirá obligación entre los contratantes que hayan admitido este medio previamente y en contrato escrito, y siempre que los telegramas reúnan las condiciones o signos convencionales que previamente hayan establecido los contratantes, si así lo hubiesen pactado

Tras la generalización de Internet se han publicado diferentes normas que ya dan cobertura legal a diferentes variantes de contratación a distancia, y de forma especialmente significativa las que tienen que ver con la firma electrónica.

Sin embargo, hasta muy recientemente no se había contemplado la posibilidad de que la contratación verbal (por ejemplo, por teléfono) tuviera la consideración de documento firmado electrónicamente.

Esta es la aportación clave de la firma de documentos de forma remota sólo con la voz.

Es previsible su uso en proyectos  para el ámbito financiero y  ámbitos de alta seguridad donde no sea factible o sea un inconveniente la utilización de medios físicos para proveer una firma digital.

Los mecanismos de firma “mediatos” como los certificados digitales requieren un soporte físico o lógico y las firmas manuscritas digitalizadas (que son mecanismos “inmediatos“) requieren dispositivos idóneos para la captación de la firma.

La posibilidad de usar la voz en la firma electrónica, aporta un mecanismo de firma de tipo “inmediato”, es decir, que implica su realización por el propio firmante, pero no requiere dispositivos ni soportes adicionales.

El Reglamento (UE) Nº 910/2014, conocido como EIDAS, que es el marco común europeo que define al validez de las firmas electrónicas, acoge la posibilidad de firma con la voz, con su definición del artículo 26 para la firma electrónica avanzada.

La firma vocal aporta además una alta seguridad en la identificación e inviolabilidad ante copias e imitaciones, lo que ha hace apta donde se requieren altos niveles de seguridad.

Esta tecnología aporta una gran ventaja a los clientes, que son típicamente la parte más débil de los contextos de contratación, ya que les proporciona simetría probatoria.

Es decir, que los clientes que contraten mediante la voz con entidades que adopten estas plataformas recibirán su contrato en formato PDF  incluyendo su firma vocal y con las mismas evidencias digitales con las que cuente la entidad, y, por tanto, con la misma capacidad probatoria que la otra parte contratante.

Desde el punto de vista de la entidad que lo implemente, aporta un sustancial ahorro en costes ya que no requiere la emisión de certificados, ni la consecuente gestión de renovaciones, ni la consulta de certificados revocados, ni la custodia en un tercero de confianza del documento firmado.

Estos servicios se pueden emplear para firmar electrónicamente contratos y otros documentos, tanto de forma presencial como a distancia, captando la firma vocal del cliente (voz) y vinculando su consentimiento en documentos electrónicos de modo que éstos tengan el máximo valor legal y cumplan con las mejores prácticas sectoriales.

Posibles casos de uso pueden ser:

  • Firma de contratos
  • Prestación de consentimiento informado en contextos médicos
  • Firmas de reclamaciones de clientes
  • Firmas sujetas a la normativa MIFID 2 (lectura y conformidad de las cláusulas del riesgo de la operación).
  • Contratación de servicios de telecomunicaciones
  • Onboarding para Entidades de Dinero Electrónico y Entidades de Pago

EADTrust es la entidad pionera que ha definido los requisitos para desarrollar la firma electrónica remota mediante la biometría de voz con validez jurídica.

El desarrollo de este tipo de firma electrónica permitirá a los ciudadanos comenzar a usar la firma biométrica vocal en sus trámites con la Administración Pública y con las entidades privadas que la implementen. Todo ello de forma segura, en persona o a distancia, por teléfono, o desde el propio ordenador o smartphone.

Las previsiones apuntan a que cerca del 50% de los trámites se hagan telefónicamente o por Internet.

Con la digitalización de la administración que aplica a las empresas la condición de sujetos obligados, el 100% de las pymes (por sí mismas o gracias a los mecanismos de representación que permiten que las gestiones las realicen sus asesores) y grandes empresas utilizan a día de hoy la firma digital.

Sin embargo, todavía queda un gran porcentaje de ciudadanos que no se relacionan telemáticamente con las administraciones. Se estima que solo un 23% de los ciudadanos hacen uso del DNI electrónico o de otro tipo de certificados.

Gracias a la firma por biometría vocal (y también a la firma electrónica digitalizada) que permitirá dejar constancia de la voluntad de los ciudadanos de que los funcionarios habilitados definidos en la Ley 39/2015 realicen transacciones y trámites administrativos en su interés cabe esperar un crecimiento de trámites que constarán como digitales desde el principio sin requerir el mantenimiento del papel para recoger las constancias  de la prestación del consentimiento de los ciudadanos.

De lo que no cabe duda es de que será el sistema que conlleve mayor facilidad de uso.

Al igual que la firma digitalizada ológrafa, la firma vocal garantiza con técnicas criptográficas que la identidad de la persona que presta el consentimiento está vinculada a un documento electrónico y que este no ha sido modificado posteriormente.

EADTrust es una empresa especializada en el uso de tecnologías criptográficas para lograr la digitalización de procesos de todo tipo y ayuda a diseñar las mejores soluciones para cada caso, tanto el ámbito privado como en el público. También audita soluciones de terceros, como es el caso de los sistemas de firma vocal.

« Older entries