Firma electrónica remota mediante la biometría de voz con validez jurídica.

EADTrust es la entidad pionera que ha definido los requisitos para desarrollar la firma electrónica remota mediante la biometría de voz con validez jurídica.

El desarrollo de este tipo de firma electrónica permitirá a los ciudadanos comenzar a usar la firma biométrica vocal en sus trámites con la Administración Pública y con las entidades privadas que la implementen. Todo ello de forma segura, en persona o a distancia, por teléfono, o desde el propio ordenador o smartphone.

Las previsiones apuntan a que cerca del 50% de los trámites se hagan telefónicamente o por Internet.

Con la digitalización de la administración que aplica a las empresas la condición de sujetos obligados, el 100% de las pymes (por sí mismas o gracias a los mecanismos de representación que permiten que las gestiones las realicen sus asesores) y grandes empresas utilizan a día de hoy la firma digital.

Sin embargo, todavía queda un gran porcentaje de ciudadanos que no se relacionan telemáticamente con las administraciones. Se estima que solo un 23% de los ciudadanos hacen uso del DNI electrónico o de otro tipo de certificados.

Gracias a la firma por biometría vocal (y también a la firma electrónica digitalizada) que permitirá dejar constancia de la voluntad de los ciudadanos de que los funcionarios habilitados definidos en la Ley 39/2015 realicen transacciones y trámites administrativos en su interés cabe esperar un crecimiento de trámites que constarán como digitales desde el principio sin requerir el mantenimiento del papel para recoger las constancias  de la prestación del consentimiento de los ciudadanos.

De lo que no cabe duda es de que será el sistema que conlleve mayor facilidad de uso.

Al igual que la firma digitalizada ológrafa, la firma vocal garantiza con técnicas criptográficas que la identidad de la persona que presta el consentimiento está vinculada a un documento electrónico y que este no ha sido modificado posteriormente.

EADTrust es una empresa especializada en el uso de tecnologías criptográficas para lograr la digitalización de procesos de todo tipo y ayuda a diseñar las mejores soluciones para cada caso, tanto el ámbito privado como en el público. También audita soluciones de terceros, como es el caso de los sistemas de firma vocal.

This entry was posted in Auditoría, Biometria, Firma electrónica avanzada. Bookmark the permalink.